VBCamp: Día 4

julio 30, 2015 en Actualidad Rosa, VBCamp por Erea

Continúa la aventura en Melgaço. Los días pasan demasiado rápido y absolutamente nadie quiere que esto termine.
Aunque el cansancio empieza a pasar factura, el buen nivel de los entrenamientos se mantiene y nuestros chicos y chicas siguen dando lo mejor de ellos mismos en cada uno de los juegos organizados.

De nuevo nos levantamos con el día nublado pero con muchas ganas de disfrutar de una nueva jornada en Melgaço. Una jornada que comenzó con la visita de Oscar Lata, entrenador ayudante del Bilbao Basket.
El coruñés pasó toda la mañana con nuestros campers trabajando distintas situaciones de tiro y compartió vivencias con ellos sobre toda su trayectoria en el mundo de la canasta.

Con todos los conceptos aprendidos,  hubo que ponerlos en práctica en los entrenamientos grupales. Tanto los mayores como los medianos y pequeños practicaron los movimientos con sus entrenadores hasta el final del entrenamiento.

Para relajar, como siempre, nada mejor que un poco de piscina y jacuzzi y, luego de comer, para refrescarnos un poco, hubo batalla de globos de agua.
Alguno acabó como si le hubieran tirado de la piscina!

La segunda parte de la jornada comenzó con un pequeño entrenamiento grupal para repasar lo trabajado por la mañana y, a continuación, tuvo lugar la competición de Two Ball. Un concurso de tiro por equipos desde distintas posiciones en el que resultaron ganadores Diego y Helena de los pequeños, Sofía y Marta de los medianos y Olalla y Tatiana de los mayores.

Luego de la piscina, las duchas, la cena y el tiempo libre tuvimos la fiesta de la Nutella. Concursos de baile por parejas, música a todo volumen y muuuucha Nutella para nuestros campers. Mezclados mayores y pequeños, el albergue de Melgaço se convirtió en una pequeña discoteca en la que, hasta los monitores se animaron a bailar bachata y salsa.

Pensábamos que la jornada había concluido sin ningún tipo de problema. Nuestros campers estaban durmiendo y a la una de la mañana comenzó a llover. Todas las terrazas estaban protegidas de la lluvia menos la terraza grande de varias de nuestras chicas. Hubo que despertarlas y, como auténticas campeonas, más dormidas que despiertas, entre todas y con la ayuda de monitores lograron quitar la ropa que estaba fuera en tiempo récord (aunque hubo alguna que tenía el sueño tan profundo que no se enteró de nada).

Esto no para, continúa la actividad en Melgaço.
Buenos días!
Comienza el día 5!!!!